Skip to Content

¿Por qué GIS es relevante para la distribución de vacunas?

 

Con una vacuna contra el COVID-19 que se espera pronto, los gobiernos de todo el mundo deben estar preparados para distribuir vacunas a gran escala, un esfuerzo que incluye los obstáculos de cumplir con los requisitos de almacenamiento bajo cero, priorizar las comunidades vulnerables, comunicarse entre sí y con el público, y garantizar equidad entre países, provincias y ciudades.

Claramente, el trabajo para desarrollar y planificar la inmunización de manera segura  en todo el mundo requerirá la campaña de vacunación global más compleja de la historia. Al inicio de la pandemia y a lo largo de 2020, los líderes gubernamentales y sanitarios confiaron en la tecnología del sistema de información geográfica (GIS) de Esri para los tableros de visualización en tiempo real, el intercambio de datos, el análisis y la planificación. El mismo enfoque de SIG resultará crucial para la distribución de vacunas.

¿Existen ejemplos de herramientas de distribución de la vacuna COVID-19?

Estas aplicaciones de muestra interpretan el Manual de estrategias provisionales del programa de vacunación COVID-19 del CDC para las operaciones de la jurisdicción para determinar las fases de la población, asignar recursos, seleccionar nuevos sitios en una región de muestra y comunicar estos resultados con el público. Para implementar estos productos en su propia jurisdicción, comunícate con el Equipo de DRP de Aeroterra.

Show more

Paso 1: Identificar Instalaciones


Mapear la amplitud de las instalaciones potenciales en el proceso de vacunación es el primer paso para asegurar una cobertura poblacional adecuada.
Ver más

¿Hay videos que analicen estas capacidades?

Estos videos breves describen cómo se puede aplicar el SIG para apoyar los esfuerzos de distribución de vacunas a escala mundial, nacional y regional.

¿Qué datos están disponibles para apoyar la toma de decisiones?

Hay una amplia gama de datos disponible en el entorno de ArcGIS para respaldar las decisiones de distribución de vacunas. Esto incluye información de fuentes autorizadas sobre vulnerabilidad social, sentimiento hacia COVID-19, recuentos de casos actuales y variables demográficas populares que son críticas para la asignación de grupos de población.